Keep me informed

Subscribe to our email alert service.

Follow us:

HPV OncoTect®

El cáncer de cérvix (o de cuello del útero) es el segundo tumor más frecuente en la mujer a nivel mundial, después del cáncer de mama. Se
diagnostican más de 450.000 nuevos casos al año, y la tasa de mortalidad es algo superior al 50%. A diferencia de otros tipos de cáncer, afecta a una población más joven: mujeres entre 30 y 60 años.

El VPH (virus del papiloma humano) es el principal agente causal del cáncer de cuello uterino. Existen más de 100 tipos de VPH y aproximadamente 25 afectan al tracto genital, tanto femenino como masculino, constituyendo la enfermedad de transmisión sexual más prevalente en personas sexualmente activas.

Alrededor de 15 tipos de VPH han sido clasificados como virus de alto
riesgo oncogénico, al encontrarse en más del 99% de los casos de cáncer de cuello de útero.

La detección mediante técnicas de cribado se ha convertido en la principal herramienta preventiva de la mortalidad asociada al cáncer de cérvix. En consecuencia, prestigiosas sociedades científicas, tanto nacionales como internacionales, recomiendan completar el cribado citológico para diagnóstico precoz del cáncer de cérvix, con una técnica de detección de ADN del VPH a partir de los 30 años.
No todas las mujeres infectadas por VPH de alto riesgo van a sufrir un proceso carcinogénico. La mayoría de las infecciones remiten espontáneamente por acción del sistema inmunitario, en un periodo de 8 a 12 meses. Así, el riesgo oncogénico comienza cuando la infección persiste.

En España se estima que cerca del 5-10% de la población está infectada, el 10-20% de las infecciones por VPH son persistentes.

En las infecciones persistentes, el ADN del virus se integra en el ADN de las células del epitelio cervical, produciendo la sobreexpresión de dos oncoproteínas: E6 y E7. Ambas proteínas contribuyen a la inhibición de la apoptosis, inmortalizando así a las células. Y las células inmortalizadas, al alterarse la actividad normal celular, conducen a una transformación anormal.
El test HPV OncoTect es un análisis de VPH basado en la detección de la sobreexpresión de los oncogenes E6 y E7. El test consiste en una hibridación in situ del ARNm de las regiones E6 y E7 del virus oncogénico y posterior análisis mediante citometría de flujo. A diferencia de otras técnicas, HPV OncoTect no destruye la célula, permitiendo cuantificar el porcentaje de células que sobreexpresan las oncoproteínas E6 y E7.

El test ha sido desarrollado en la Universidad de Stanford (California, EEUU). Presenta claras ventajas frente a otras técnicas de detección de ADN del VPH, dado que identifica las infecciones persistentes de cualquier tipo de VPH alto riesgo oncogénico, y no aquellas que desaparecen espontáneamente, de manera que la especificidad y valor predictivo positivo son superiores a los de otras técnicas de detección de VPH.

HPV OncoTect® es un test de VPH revolucionario, que facilita al médico más y mejor información para el seguimiento y el diagnóstico de su paciente.

Asimismo, HPV OncoTect evita pruebas adicionales y tratamientos innecesarios, que suponen un alto coste económico a la sanidad y emocional para la paciente.
Se puede emplear a lo largo de toda la vida de la mujer, ya que no tiene límite inferior de edad, a diferencia de otras pruebas que se realizan a partir de los 35 años.
Resultado negativo
Significa que no se ha detectado sobreexpresión de los oncogenes E6 y E7 de cualquiera de los VPH de alto riesgo oncogénico.

Resultado positivo
Significa que el ADN del VPH se ha integrado en el genoma celular y se están sobreexpresando los oncogenes E6 y E7.

En este contexto será el ginecólogo quien determine el seguimiento que considere necesario.
Muestra: citología líquida con kit específico.

Documentación:

Documento para la correcta toma de la muestra. (Descargar aqui)

Formulario de recogida de datos. (Descargar aqui)

SYNLAB     Copyright © 2011-2017 SYNLAB. All rights reserved
Siguenos en:  
criado por mediadetails - comunicação interactiva